Usted está aquí: Home Distintas Poblaciones Cambios fisiológicos debidos al envejecimiento

Cambios fisiológicos debidos al envejecimiento

cambios fisiologicos envejecimiento

 

SISTEMA CARDIOVASCULAR

El envejecimiento afecta tanto el corazón como el sistema vascular periférico. El corazón contiene menos fibras miocárdicas activas y presenta un aumento en la cantidad de grasa, colágeno y elastina. El colágeno se modifica con el tiempo para convertirse en menos elástico. Es posible que haya depósitos de amiloide, cuyo efecto sobre el corazón hace que aumente su rigidez, por lo que resulta más difícil de llenar durante la diástole y de vaciar durante la sístole. 

El nódulo sinusal pierde células con la edad y el sistema conductor del estímulo eléctrico desde el nódulo sinusal hasta los ventrículos muestra tendencia a la fibrosis. Las alteraciones del ritmo son frecuentes, en particular el síndrome del nódulo sinusal y el bloqueo de rama. La enfermedad valvular aumenta con la edad, aunque la disminución de la incidencia de fiebre reumática hará que el número de casos se reduzca en el futuro. La válvula mitral es la que se afecta con mayor frecuencia, debido a la degeneración del anillo valvular como a la disfunción de los músculos papilares. La esclerosis aórtica es frecuente pero con importancia funcional escasa. La estenosis aórtica puede ser importante ya que impone límites al volumen de eyección cardíaco. Las arterias coronarias están expuestas a la esclerosis como a la ateromatosis, reduciendo el flujo coronario, el cual disminuye con posterioridad por la incapacidad de un ventrículo rígido para relajarse plenamente durante la diástole.

Estos cambios se reflejan en una reducción de volumen de eyección cardíaco en reposo y máximo con la edad. La disminución del volumen de eyección cardíaco en reposo puede no causar problemas pero la del volumen de eyección máximo limita la tolerancia al ejercicio. Si la reserva miocárdica está reducida, una pequeña disminución de la función miocárdica provocará la aparición de síntomas con un ejercicio ligero o incluso en reposo.
En la circulación periférica, el envejecimiento va acompañado del debilitamiento de la musculatura lisa, degeneramiento de la elastina y aumento de los iones de calcio en las paredes de los vasos sanguíneos. Las arterias se vuelven rígidas, fibróticas, no pueden contraerse ni dilatarse. Esto interfiere con la función de los barorreceptores en el control de la presión sanguínea.

 

APARATO RESPIRATORIO

Disminuye su eficacia con la edad. La pared torácica reduce su elasticidad con el envejecimiento y los músculos de la inspiración se debilitan. El parénquima pulmonar se colapsa en parte, perdiendo elasticidad. Estos cambios afectan la dinámica pulmonar. La capacidad vital disminuye, el volumen residual aumenta y la capacidad funcional residual se eleva ligeramente, pero el volumen corriente se mantiene sin cambios. Hay una reducción en los volúmenes de reserva en inspiración y en espiración. La capacidad total aumenta. Cuando se iguala con la capacidad residual funcional (CRF), las pequeñas vías aéreas empiezan a cerrarse en la respiración normal. Si la capacidad total supera la CRF se produce atrapamiento aéreo, originando derivación de la sangre. La capacidad total se iguala con la CRF en decúbito supino a los 45 años y en ortostatismo a los 65 años. Los espacios muertos fisiológicos y anatómicos aumentan, por lo que la ventilación alveolar está disminuida para una volumen corriente determinado. Estos cambios hacen que disminuya el reflejo tusígeno, aumentando la posibilidad de que aparezca atelectasia, ya que la capacidad total aumenta.


Para ver el artículo completo clic aquí

 

................................................................ 

cristinaBarcala marca isoChicoCristina Barcala   -   Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Imprimir PDF

Copyright © 2018

& Estudio Nexo.